Follow by Email

viernes, 18 de enero de 2013

El primer clásico de fútbol uruguayo de 2013, cuyo resultado permitirá a Peñarol jugar este sábado ante el argentino Atlético Tucumán la final del principal torneo de verano de Uruguay, terminó con un jugador detenido por agredir a un policía y un hincha herido de bala.



El partido superclásico de Uruguay se resolvió con un triunfo de Peñarol (1-0) ante Nacional, gracias a un gol de su estrella, el delantero Marcelo Zalayeta.
A pocos minutos del inicio de la contienda, un enfrentamiento en Montevideo lejos del estadio Centenario, donde se jugó el partido, entre dos grupos de aficionados de Nacional y Peñarol, terminó con un joven de 20 años en el hospital, después de recibir un disparo en el tórax.
Al final del choque, que tuvo la emoción característica de cualquier clásico aunque no mucho juego, varios jugadores de Nacional se encararon con el colegiado y en medio de la discusión el arquero, Jorge Bava, de 31 años, le propinó un puñetazo a uno de los agentes de seguridad que protegía a la terna arbitral.
Como consecuencia de la agresión, Bava pasó la noche en una comisaría de la capital uruguaya y está previsto que declare este jueves ante la Justicia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario