Follow by Email

miércoles, 23 de abril de 2014

La Biblioteca Nacional celebró esta noche el 80mo. aniversario del Fondo de Cultura Económica con una charla de su director, José Carreño Carlón; el director de la institución, Horacio González, y los escritores Ricardo Piglia y Noé Jitrik

BIBLIOTECA

La Biblioteca Nacional celebró los 80 años del Fondo de Cultura


El director de la Biblioteca expresó: "Festejo esta significativa ceremonia de los vínculos de la cultura de México y Argentina. En el catálogo preparado para conmemorar este aniversario, puedo ver la tapa del "El pensamiento salvaje", de Lévi-Strauss; se trata de la edición que yo he leído, y observo que es una donación de Rodolfo Puiggrós".

"Me llama la atención la donación de alguien que pasó su exilio en México y que influyó mucho en el pensamiento de ambos países. Ese detalle, el de la donación, es una pequeña chispa que aparece en la vida del lector, que no tiene por qué recordar la editorial del libro que lee. Sin embargo, hay un tipo de lector que se interesa por esas piezas que hacen a la lectura", observó Gonzalez.

Y apuntó: "El trabajo de edición corresponde una aventura intelectual que llega hasta el lector; en mi caso, puedo darme cuenta que esta obra de la filosofía contemporánea, puede salir en varios tamaños, como el libro universitario y el libro de bolsillo, el breviario. El de Strauss es un libro que exige un lector atento, y creo que el cambio de tamaño está tratado en la misma obra".

Por su parte, el director de la editorial mencionó que "El nombre de Rodolfo Puigros me hizo recordar mi participación en un periódico donde trabajé con él, su sentido del humor era realmente una fiesta. Todas la referencias que hizo Horacio nos llevan a pensar en la donación de las más de dos mil obras que ha hecho el Fondo a esta biblioteca".

"Tengo que aceptar que mis interlocutores suelen conocer mejor la hisotria del Fondo mejor que muchos mexicanos -confesó-. Pero eso me da cierto alivio, porque el conocimiento que demuestran los amigos argentinos me hace sentir un el vano esfuerzo de convencerlos sobre esa presencia importante que ha tenido el Fondo; más bien han sido ellos los que me convencen de su fortaleza".

"En esta nueva época la editorial se encuentra fuera de la lógica comercial, ya que no tiene fines de lucro, y creo que ahora habría que empezar a pensar la estrategia para la siguiente década del Fondo. Para eso pusimos manos a la obra y lanzamos una convocatoria con una pregunta: ¿qué esperar para su novena decada?", destacó Carreño Carlón.

Para Jitrik, "No hay duda del papel que ha desempeñado el Fondo en el orden de la edición, la distribución y la lectura. La pregunta sería: ¿en qué difiere esta editorial de otras que podrían considerarse existosas?". 

"Me parece que las otras editoriales basan su eficacia en la presunción de la existencia de un público al que hay que darle lo que quiere. El Fondo, en cambio, ha intentado crear lectores y condiciones de lecutra que alcancen más registros: el placer estético, filosófico y cultural". 

Y Piglia apuntó: "esta reunión nos llama la atención sobre la importancia que tienen la biblioteca y la editorial en la organización material de la cultura, que es algo sobre lo cual los historiadores han insistido. Esa es la verdadera base. Esta biblioteca, que ha econtrado una renovación, y el Fondo, son dos puntos claves de la cultura en ambos paises".

"En un sentido, la cultura de Latinoamerica es de izquierda, aunque nunca se haya podido estructurar del todo en la vida política. Me parece que la política de los Estados quizás tendría que tener en cuenta esta autonomía relativa y la fuerza que tienen las ideas progresistas. El Fondo puede considerase un punto de referencia para la formación del pensamiento de izquierda", sostuvo el escritor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario