Follow by Email

lunes, 19 de septiembre de 2016

Copa Davis.

El seleccionado argentino de tenis volvió a entrenarse en doble turno en el estadio Emirates Arena, sede de la serie de semifinales del Grupo Mundial de la Copa Davis por BNP Paribas, que se disputará entre el viernes y domingo próximos en Glasgow. Por la tarde, la primera práctica de dobles.

Por aproximadamente una hora, Juan Martín Del Potro y Leonardo Mayer se entrenaron en singles, mientras que, a continuación, Federico Delbonis lo hizo hasta que finalizó primer turno, con el sparringMarco Trungelliti. Por la tarde, también por una hora, Del Potro y Mayer practicaron en dobles, enfrentados con Guido Pella y Trungelliti, quienes completaron en singles el segundo turno, que terminó a las 19:00. El equipo argentino se entrenará entre las 9 y las 12 horas, antes de brindar la conferencia de prensa de los team sponsors OMINT y San Cristóbal Seguros, en tanto que volverán a utilizar el escenario principal de la serie entre las 15 y las 17 horas. Por la noche, se realizará la tradicional cena oficial, en The Corinthian Club, que, construido en 1752, simboliza el desarrollo social y comercial de la ciudad en los siglos 18 y 19. 

Juan Martín Del Potro: “Estoy muy contento por integrar este equipo, que juega las semifinales de la Copa Davis. Competir de visitantes es diferente que hacerlo en la Argentina, por supuesto. Además, ellos están jugando de manera espectacular y eso les da una ventaja mayor. Sin dudas, tenemos un buen equipo, pero ellos son los favoritos acá. Vencerlos sería una sorpresa, quizás más para ellos que para nosotros. Si uno agarra los papeles, las chances son británicas, pero todo puede pasar. Nosotros estamos muy contentos e ilusionados por estar acá, y tenemos la decisión tomada. Vamos a luchar cada partido hasta el final.

No sé quién será mi rival ni qué puntos jugaré. Sé que tengo que estar bien yo, ya que muchas veces los partidos dependen de mí. Estoy dando todo para llegar en la mejor forma al viernes. Vengo justo de físico. No me sobra nada. En un mes jugué lo que no jugué en dos años. No sólo desde lo tenístico y lo físico, también desde lo emocional. Cada partido viene siendo muy especial y muy fuerte. Estoy contento porque ahora lo hago desde adentro de la cancha. Estoy disfrutando de todo lo que me toca vivir. La Copa Davis es mi último gran esfuerzo. Después tendré tiempo para descansar.

La gente se pude quedar tranquila, que vamos a dejar todo en cada pelota. Por más de que sea uno o sean miles los que griten por nosotros, el apoyo del público nos transmite mucha energía y nos agarraremos de eso para intentar ganar”.
                         

No hay comentarios:

Publicar un comentario