Follow by Email

martes, 16 de agosto de 2016

Día del Niño.

El tercer domingo de agosto se festeja en nuestro país y en otros países del mundo el “Día Internacional del Niño”. Este acontecimiento va más allá del tradicional “juguete”, ya que el objetivo es poner énfasis en el estado de “bienestar, protección y derechos” que tienen los niños.


Generalmente, se lo vive con alergia y amor, ya que se trata de un día especial en donde se entrega el tradicional juguete para agasajar al pequeño y se realizan salidas y programas diferentes.

Por lo tanto, además de sentir amor, es importante también poder expresarlo y demostrarlo con acciones positivas, ya que lo ayuda en su autoestima y en su seguridad personal.

Cuando hablamos de acciones positivas, nos referimos a: ü reforzar las conductas positivas de los chicos, poniendo el énfasis en los bueno que logra y no en lo que no llega o le falta; ü expresar las puntos fuertes y habilidades positivas que tiene; ü demostrar el afecto ya sea verbal o físicamente; ü no llamarle la atención por todo, sino sólo por lo importante; ü felicitarlo por sus buenos comportamientos.

A los padres… Tienen que tener una actitud comprensiva con los chicos. Deben salir de ellos mismos y comprender la etapa en que el niño se encuentra y cuáles van a ser los comportamientos y emociones esperadas. Es importante hacerse el tiempo para compartir con ellos, tanto en la cantidad, como en la calidad del mismo. De ésta manera, el niño se siente contenido afectivamente y en consecuencia, le brinda seguridad y aumento de su autoestima. Deben estar atentos a sus necesidades. Cuando los escuchan, tienen que hacerlo con atención. Deben dejar de lado lo que están realizando y concentrarse en el diálogo con ellos. Hay que tener una escucha activa, pensar en lo que van a responder y tener en cuenta la edad del niño, como así también sus características y/o personalidad. Es importante “invitarlos” a charlar para que puedan manifestar sus inquietudes; preocupaciones y sentimientos.

Una consulta muy frecuente que aparece en los papás, es si tienen que acceder a todos los regalos que piden los chicos en su “día”. La respuesta es NO. Sólo deben de tener en cuenta que, de acuerdo a la edad del niño, es la explicación que se le va a brindar.

El objetivo de poner límites a la demanda excesiva de juguetes trae como consecuencia que el niño: · pueda valorar lo que tiene ; aprenda a tolerar la frustración, es decir, cuando no puede tener todo lo que quiere a nivel material.

También se le enseña lo importante que es el aprendizaje de los valores y la práctica de los mismos.

Psicólogo Santiago Gómez 
Director de Decidir Vivir Mejor y del Centro de Psicología Cognitiva 
(Matrícula: 15.159)

No hay comentarios:

Publicar un comentario